Un mapa de la Armada de Chile reaviva el añejo conflicto limítrofe con Argentina

La difusión de un mapa elaborado por la Armada de Chile reavivó el largo conflicto por límites marítimos que ese país mantiene con Argentina.

El pasado 14 de agosto, la Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado de Chile autorizó la circulación del «Gráfico Ilustrativo de los Espacios Marítimos de Jurisdicción Chilena», un documento que fue elaborado por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA).

Este registro representa el Mar Territorial, la Zona Contigua, la Zona Económica Exclusiva, la Plataforma Continental y el Límite exterior de la Plataforma Continental y permite visualizar todos los espacios marítimos de jurisdicción para fines académicos, técnicos y/o jurídicos, de modo que se pueda conocer en su totalidad el territorio nacional y sus proyecciones asociadas.

En el documento de presentación, la SHOA explicó que el mapa permitirá contribuir al cumplimiento de la misión encomendada por el Estado de Chile con respecto a la Seguridad e Intereses Marítimos del país.

«De acuerdo a las áreas de responsabilidad establecidas y considerando las normativas nacionales e internacionales, (están) destinadas a dar seguridad a la navegación, proteger la vida humana en el mar, preservar el medio ambiente acuático y los recursos naturales marinos entre otras acciones pertinentes», señaló.

El problema es que el mapa atribuye a Chile una extensión de 5.000 kilómetros cuadrados al sur del Mar de Drake y de las Islas del Cabo de Hornos, que están ubicadas sobre el territorio marítimo argentino.

Pleito

En 2021, el expresidente Sebastián Piñera desató la controversia al publicar en el Boletín Oficial el Decreto 95 que adjudicaba este espacio a Chile. También oficializó un reclamo ante Naciones Unidas. Aunque no tuvo éxito, Chile sigue considerando que ese territorio es propio y así lo reflejó de nuevo en el mapa de la discordia.

Fuentes de la cancillería confirmaron a la agencia estatal de noticias, Télam, que el subsecretario de Asuntos Latinoamericanos, Gabriel Fuks, presentó el jueves pasado una nota de protesta ante la embajadora chilena en Buenos Aires, Bárbara Figueroa.

«La pretensión chilena ha sido rechazada categóricamente por la Argentina en reiteradas oportunidades tanto en el plano bilateral como el multilateral mediante correspondencia diplomática dirigida al Secretario General de las Naciones Unidas y al Secretario General de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos», señaló un boletín citado por diversos medios argentinos.